4 posiciones para el sexo oral

Son tantos los tabúes encerrados en torno al sexo oral, que cuando hablamos de eso sin sonrojarnos, solo pensamos en la pose tradicional y más común. Pero así como existe un Kamasutra y variedades de posiciones sexuales, también las hay para disfrutar (y dar placer) con el sexo oral.

No solo de audaces se trata, sino de disfrutar mucho más de algo que tanto nos gusta: el sexo. Por eso, queremos sujerirte 4 posiciones diferentes para practicar el sexo oral. ¿Te animas?

 El acantilado

Para disfrutar de esta pose, siéntate en el borde de la cama boca arriba, y mantén las piernas recogidas sobre el colchón. Él se arrodillará sobre el piso entre medio de tus piernas, e inclinará su cabeza hacia abajo, directamente sobre tu clítoris.

Esta pose también le permitirá tener las manos libres para jugar con el resto de tu cuerpo.

EL PERRITO

Esta variante del clásico perrito es una posición muy caliente, que da el control del ángulo y la presión. A la ya conocida pose de penetración, el hombre desde atrás satisface a la mujer.

Pose lateral

Ubíquense en sus lados uno frente a otro, y a continuación deslízate hacia abajo, hasta que su pene quede a la altura de tu cara. El secreto de esta pose es dar placer sin que sufran tus rodillas o un calambre en el cuello.

 

Una variante para el sofá

Pose para el sexo oral apta para habilidosos y valientes. Pide a tu chico que se coloque boca arriba en el sofá, con la espalda y la cabeza en el asiento, y las piernas sobre el respaldo. Arrodíllate sobre su rostro, frente a la parte posterior del sofá. Terminarán con una variante doblada del 69, pero mucho más relajante que el tradicional, ya que las manos no quedan agitándose en la cama.

¿Qué te parecieron estas posiciones? Atrévete a ser más osada en la cama, deja tus tabúes y vergüenzas de lado ¡y a disfrutar!

Son tantos los tabúes encerrados en torno al sexo oral, que cuando hablamos de eso sin sonrojarnos, solo pensamos en la pose tradicional y más común. Pero así como existe un Kamasutra y variedades de posiciones sexuales, también las hay para disfrutar (y dar placer) con el sexo oral.

No solo de audaces se trata, sino de disfrutar mucho más de algo que tanto nos gusta: el sexo. Por eso, queremos sujerirte 4 posiciones diferentes para practicar el sexo oral. ¿Te animas?

 El acantilado

Para disfrutar de esta pose, siéntate en el borde de la cama boca arriba, y mantén las piernas recogidas sobre el colchón. Él se arrodillará sobre el piso entre medio de tus piernas, e inclinará su cabeza hacia abajo, directamente sobre tu clítoris.

Esta pose también le permitirá tener las manos libres para jugar con el resto de tu cuerpo.

EL PERRITO

Esta variante del clásico perrito es una posición muy caliente, que da el control del ángulo y la presión. A la ya conocida pose de penetración, el hombre desde atrás satisface a la mujer.

Pose lateral

Ubíquense en sus lados uno frente a otro, y a continuación deslízate hacia abajo, hasta que su pene quede a la altura de tu cara. El secreto de esta pose es dar placer sin que sufran tus rodillas o un calambre en el cuello.

 

Una variante para el sofá

Pose para el sexo oral apta para habilidosos y valientes. Pide a tu chico que se coloque boca arriba en el sofá, con la espalda y la cabeza en el asiento, y las piernas sobre el respaldo. Arrodíllate sobre su rostro, frente a la parte posterior del sofá. Terminarán con una variante doblada del 69, pero mucho más relajante que el tradicional, ya que las manos no quedan agitándose en la cama.

¿Qué te parecieron estas posiciones? Atrévete a ser más osada en la cama, deja tus tabúes y vergüenzas de lado ¡y a disfrutar!

 

Son tantos los tabúes encerrados en torno al sexo oral, que cuando hablamos de eso sin sonrojarnos, solo pensamos en la pose tradicional y más común. Pero así como existe un Kamasutra y variedades de posiciones sexuales, también las hay para disfrutar (y dar placer) con el sexo oral.

No solo de audaces se trata, sino de disfrutar mucho más de algo que tanto nos gusta: el sexo. Por eso, queremos sujerirte 4 posiciones diferentes para practicar el sexo oral. ¿Te animas?

 El acantilado

Para disfrutar de esta pose, siéntate en el borde de la cama boca arriba, y mantén las piernas recogidas sobre el colchón. Él se arrodillará sobre el piso entre medio de tus piernas, e inclinará su cabeza hacia abajo, directamente sobre tu clítoris.

Esta pose también le permitirá tener las manos libres para jugar con el resto de tu cuerpo.

EL PERRITO

Esta variante del clásico perrito es una posición muy caliente, que da el control del ángulo y la presión. A la ya conocida pose de penetración, el hombre desde atrás satisface a la mujer.

Pose lateral

Ubíquense en sus lados uno frente a otro, y a continuación deslízate hacia abajo, hasta que su pene quede a la altura de tu cara. El secreto de esta pose es dar placer sin que sufran tus rodillas o un calambre en el cuello.

 

Una variante para el sofá

Pose para el sexo oral apta para habilidosos y valientes. Pide a tu chico que se coloque boca arriba en el sofá, con la espalda y la cabeza en el asiento, y las piernas sobre el respaldo. Arrodíllate sobre su rostro, frente a la parte posterior del sofá. Terminarán con una variante doblada del 69, pero mucho más relajante que el tradicional, ya que las manos no quedan agitándose en la cama.

¿Qué te parecieron estas posiciones? Atrévete a ser más osada en la cama, deja tus tabúes y vergüenzas de lado ¡y a disfrutar!

 

Son tantos los tabúes encerrados en torno al sexo oral, que cuando hablamos de eso sin sonrojarnos, solo pensamos en la pose tradicional y más común. Pero así como existe un Kamasutra y variedades de posiciones sexuales, también las hay para disfrutar (y dar placer) con el sexo oral.

No solo de audaces se trata, sino de disfrutar mucho más de algo que tanto nos gusta: el sexo. Por eso, queremos sujerirte 4 posiciones diferentes para practicar el sexo oral. ¿Te animas?

 El acantilado

Para disfrutar de esta pose, siéntate en el borde de la cama boca arriba, y mantén las piernas recogidas sobre el colchón. Él se arrodillará sobre el piso entre medio de tus piernas, e inclinará su cabeza hacia abajo, directamente sobre tu clítoris.

Esta pose también le permitirá tener las manos libres para jugar con el resto de tu cuerpo.

EL PERRITO

Esta variante del clásico perrito es una posición muy caliente, que da el control del ángulo y la presión. A la ya conocida pose de penetración, el hombre desde atrás satisface a la mujer.

Pose lateral

Ubíquense en sus lados uno frente a otro, y a continuación deslízate hacia abajo, hasta que su pene quede a la altura de tu cara. El secreto de esta pose es dar placer sin que sufran tus rodillas o un calambre en el cuello.

 

Una variante para el sofá

Pose para el sexo oral apta para habilidosos y valientes. Pide a tu chico que se coloque boca arriba en el sofá, con la espalda y la cabeza en el asiento, y las piernas sobre el respaldo. Arrodíllate sobre su rostro, frente a la parte posterior del sofá. Terminarán con una variante doblada del 69, pero mucho más relajante que el tradicional, ya que las manos no quedan agitándose en la cama.

¿Qué te parecieron estas posiciones? Atrévete a ser más osada en la cama, deja tus tabúes y vergüenzas de lado ¡y a disfrutar!

 

Son tantos los tabúes encerrados en torno al sexo oral, que cuando hablamos de eso sin sonrojarnos, solo pensamos en la pose tradicional y más común. Pero así como existe un Kamasutra y variedades de posiciones sexuales, también las hay para disfrutar (y dar placer) con el sexo oral.

No solo de audaces se trata, sino de disfrutar mucho más de algo que tanto nos gusta: el sexo. Por eso, queremos sujerirte 4 posiciones diferentes para practicar el sexo oral. ¿Te animas?

 El acantilado

Para disfrutar de esta pose, siéntate en el borde de la cama boca arriba, y mantén las piernas recogidas sobre el colchón. Él se arrodillará sobre el piso entre medio de tus piernas, e inclinará su cabeza hacia abajo, directamente sobre tu clítoris.

Esta pose también le permitirá tener las manos libres para jugar con el resto de tu cuerpo.

EL PERRITO

Esta variante del clásico perrito es una posición muy caliente, que da el control del ángulo y la presión. A la ya conocida pose de penetración, el hombre desde atrás satisface a la mujer.

Pose lateral

Ubíquense en sus lados uno frente a otro, y a continuación deslízate hacia abajo, hasta que su pene quede a la altura de tu cara. El secreto de esta pose es dar placer sin que sufran tus rodillas o un calambre en el cuello.

 

Una variante para el sofá

Pose para el sexo oral apta para habilidosos y valientes. Pide a tu chico que se coloque boca arriba en el sofá, con la espalda y la cabeza en el asiento, y las piernas sobre el respaldo. Arrodíllate sobre su rostro, frente a la parte posterior del sofá. Terminarán con una variante doblada del 69, pero mucho más relajante que el tradicional, ya que las manos no quedan agitándose en la cama.

¿Qué te parecieron estas posiciones? Atrévete a ser más osada en la cama, deja tus tabúes y vergüenzas de lado ¡y a disfrutar!

 

Son tantos los tabúes encerrados en torno al sexo oral, que cuando hablamos de eso sin sonrojarnos, solo pensamos en la pose tradicional y más común. Pero así como existe un Kamasutra y variedades de posiciones sexuales, también las hay para disfrutar (y dar placer) con el sexo oral.

No solo de audaces se trata, sino de disfrutar mucho más de algo que tanto nos gusta: el sexo. Por eso, queremos sujerirte 4 posiciones diferentes para practicar el sexo oral. ¿Te animas?

 El acantilado

Para disfrutar de esta pose, siéntate en el borde de la cama boca arriba, y mantén las piernas recogidas sobre el colchón. Él se arrodillará sobre el piso entre medio de tus piernas, e inclinará su cabeza hacia abajo, directamente sobre tu clítoris.

Esta pose también le permitirá tener las manos libres para jugar con el resto de tu cuerpo.

EL PERRITO

Esta variante del clásico perrito es una posición muy caliente, que da el control del ángulo y la presión. A la ya conocida pose de penetración, el hombre desde atrás satisface a la mujer.

Pose lateral

Ubíquense en sus lados uno frente a otro, y a continuación deslízate hacia abajo, hasta que su pene quede a la altura de tu cara. El secreto de esta pose es dar placer sin que sufran tus rodillas o un calambre en el cuello.

 

Una variante para el sofá

Pose para el sexo oral apta para habilidosos y valientes. Pide a tu chico que se coloque boca arriba en el sofá, con la espalda y la cabeza en el asiento, y las piernas sobre el respaldo. Arrodíllate sobre su rostro, frente a la parte posterior del sofá. Terminarán con una variante doblada del 69, pero mucho más relajante que el tradicional, ya que las manos no quedan agitándose en la cama.

¿Qué te parecieron estas posiciones? Atrévete a ser más osada en la cama, deja tus tabúes y vergüenzas de lado ¡y a disfrutar!

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *